Friend me on FacebookAdd me to your circlesFollow me on TwitterWatch me on YouTube

Inseminación artificial casera

Traducción: "Dos mamás son mejor que ninguna."

Traducción: “Dos mamás son mejor que ninguna.”

La inseminación artificial casera es un proceso sencillo, económico e íntimo que se puede realizar en casa sin médicos que intervengan, tú, tu pareja y la muestra de semen pueden realizar este procedimiento para tratar de embarazarse.

¿En qué consiste?
Consiste en la introducción del esperma con una jeringa sin aguja, o conectada a un catéter de unos 20 cm de largo, posteriormente es introducida en la vagina en donde se deposita el esperma.
Se necesita lo siguiente:
• Jeringa estéril de 2 a 5 ml de capacidad sin aguja. Es preferible que la jeringa no lleve caucho negro en el émbolo. El caucho negro puede resultar tóxico para los espermatozoides.
• Recipiente de recolección: puede ser un vaso de muestras para orina, que se compra en la farmacia.
• Unos guantes de nitrilo (el látex es espermicida)
El proceso:
Se aspira el semen del vaso de recolección con ayuda de la jeringa.
Puedes usar una pequeña cantidad de solución salina, para fluidificar el semen y mejorar su ascenso a la jeringa. Si lo haces es muy importante que la temperatura de la solución no difiera mucho de la del semen. La diferencia no debería ser superior a 1ºC. Por lo general el semen humano es de poco volumen y se enfría rápidamente alcanzando la temperatura ambiente. Por tanto, la solución salina debe estar también a esa misma temperatura. Si se utiliza un termómetro para verificarlo, debe estar bien limpio, desinfectado y seco.
La jeringa quedará cargada con el semen.
Se colocarse a la mujer a inseminar en una posición acostada boca arriba con la pelvis elevada. Una buena idea es colocar cojines debajo de la pelvis.
Poco a poco se desliza la jeringa o catéter en la vagina hasta que se encuentra cerca del cuello del útero, pero sin tratar de entrar en el cuello del útero. El objetivo es depositar el esperma tan cerca como sea posible del cuello del útero.
Realizar lentamente la inyección de esperma. Si se hace demasiado rápido, es posible que refluya fuera de la vagina.
A continuación es recomendable tener un orgasmo, lo que ayuda a la producción de contracciones anti peristálticas que succionan el esperma hacia arriba. SE DEBE EVITAR LA PENETRACIÓN.
El momento idóneo para este tipo de inseminación es el mismo que para el coito: el día anterior pico de LH (detectado con un kit de predicción de la ovulación), el día del pico de LH, y los próximos 2-3 días al pico de LH (es decir en un periodo regular contando desde el último día de sangrado 14 días después se procede a la inseminación, repitiendo el día 15 y 16).
La tasa de éxito de este método es de un 70% misma que en relaciones sexuales heterosexuales.

Relacionados: